Amsterdam y sus medios de transporte26 Oct 2014

En Amsterdam, al igual que sucede en otras muchas grandes ciudades, el tráfico puede llegar a ser una pesadilla. Para evitar dicho problema, el gobierno holandés lo tiene claro, política 0 coches… Bueno, puede que haya exagerado un poco, mejor os cuento algunas de las medidas que se han tomado y vosotros mismos valoráis mi exageración.

– En primer lugar, el impuesto de circulación. Había oído hablar de él y ya me habían comentado que era un factor importante a la hora de elegir un coche u otro, pero no me imaginaba hasta qué punto. Por ejemplo, por un Citroën C4 Diesel el impuesto de circulación ronda los 1300€ anuales. El mismo coche con gasolina (que contamina menos) pagaría unos 630€ anuales. Algo similar sucede con la tara del vehículo, que hace que el impuesto de circulación crezca de forma exponencial con la misma. Si queréis echaros unas risas (a los que vivimos en Holanda no nos hace tanta gracia) podéis visitar la siguiente página del Belastingdienst para calcular cuánto pagaríais por vuestro coche.

– Impuestos aplicados sobre el precio de la gasolina, uno de los más altos de Europa llegando a 1.80€/litro (visto con estos ojitos y pagado con estos bolsillos…).

Aparcamiento. Las medidas tomadas en lo que se refiere al tema del aparcamiento merecen una mención especial. Te puedes ir olvidando de aparcar en el centro a no ser que estés dispuesto a pagar 5€ por hora ¡en la calle! Si quieres aparcar a tomar viento del centro (aunque sea en un descampado), estás de enhorabuena, las tarifas rondan los 2.40€/hora. En el siguiente enlace del ayuntamiento de Amsterdam podréis encontrar las zonas con los precios y horarios ¡Consulta obligatoria antes de salir de casa!

Betalend parkeren Amsterdam

Zonas de aparcamiendo en AmsterdamTodas estas medidas mencionadas no fueron impuestas sino que los habitantes de Amsterdam las votaron mediante un referéndum en 1992, en el cual se consultaba a los ciudadanos si querían el centro de la ciudad libre de vehículos a motor.

Para compensar estas medidas restrictivas se han desarrollado otras que fomentan el transporte público, la bicicleta, car sharing, vehículos eléctricos, etc.

Transporte público. Amsterdam cuenta con una extensa red de tranvías, buses y metro con los que puedes recorrer la ciudad sin problemas. Los precios son discutibles, pero las frecuencias de paso y la puntualidad son muy buenas. Además la ciudad cuenta con varias lineas de ferry gratuitas que conectan el centro con el barrio norte, separados por el lago Ij.

Transporte público AmsterdamTransporte público Amsterdam

Bicicleta. La reina de la ciudad. Toda la trama urbana está pensada para que las bicicletas coexistan con otros medios de transporte. Existen carriles habilitados, semáforos especiales (con detector de paso), zonas de aparcamiento vigilado gratuito (también los hay de pago)… Además, mediante un novedoso sistema de matriculación podemos registrar nuestra bici. Le instalan una pegatina de identificación por radiofrecuencia (igual que la ropa en las tiendas) y, en caso de robo, si tienes la suerte de que algún policía identificara tu bici, ésta te sería devuelta.

Bicletas en Amsterdam Bicletas en Amsterdam Bicletas en Amsterdam

P+R (Park and Ride). Alrededor de toda Amsterdam hay una serie de aparcamientos en los que por 8€ al día podemos aparcar nuestro coche. Además, este precio incluye un billete de ida y vuelta al centro en transporte público para cada ocupante del vehículo.

Park and Ride Amsterdam

Car Sharing. También podemos encontrar una serie de empresas que se dedican al alquiler de coches por horas y que tienen un peculiar sistema de funcionamiento. Los coches están distribuidos por toda la ciudad y mediante una App para móvil puedes localizarlos y reservarlos durante 30 minutos (para evitar andar hacia un coche y que otro usuario lo coja antes). Con la tarjeta de usuario puedes abrir la puerta del coche y las llaves del mismo estarán en la guantera. Después de utilizar el coche lo aparcaremos donde consideremos (dentro de una amplia zona preestablecida) y el próximo usuario podrá localizarlo con la App. Algunas de estas empresas están apostando por pequeños vehículos eléctricos aprovechando las medidas ventajosas que Holanda está aplicando para promoverlos.

Car sharing Amsterdam

Vehículos eléctricos. Estos vehículos no pagan impuesto de circulación (es para pensárselo, ¿no?). Además, si compramos un vehículo eléctrico, el ayuntamiento nos instalará un punto de carga (con su aparcamiento correspondiente y gratuito) en la puerta de casa. Por si fuera poco, estos puntos de carga no tienen contador ni nada parecido, simplemente nos conectamos y cargamos el coche ¡gratis! Nos podremos ir olvidado de los precios abusivos de la gasolina.

Vehículos eléctricos Amsterdam

Aunque en un principio las medidas tomadas en contra del uso habitual del coche nos parezcan abusivas, podemos ver cómo el ayuntamiento de Amsterdam se esfuerza por ofrecer alternativas ecológicas y factibles al problema que supone la circulación en una ciudad tan densamente poblada.

En nuestro caso particular, poco a poco nos estamos haciendo al método de transporte holandés, utilizando el coche tan solo en trayectos largos (Haarlem-Amsterdam generalmente) y empleando la bici o el transporte público para nuestro día a día en la ciudad, ¡y estamos encantados!

¿Qué opináis de estas medidas? ¿Veis viable que se aplicaran en vuestra ciudad? ¿Os animaríais a comprar un coche eléctrico teniendo en cuenta las ventajas que os he comentado?

¡Gracias!

1 Comment on Amsterdam y sus medios de transporte

  1. Siemen
    27/10/2014 at 11:39 (3 años ago)

    Nice article! Soon you can use the ice skates on the ‘grachten’ in Amsterdam?

    Responder

Deja un comentario