Una casa bohemia y natural28 Ene 2015

No sólo de pisos pequeños vive el hombre y nosotros, aunque vivamos en uno de ellos, no vamos a ser menos. Nos encanta coger ideas de pisos pequeños bien organizados pero también nos quedamos embobados mirado y remirando preciosos pisos grandes (o normales simplemente!), puesto que también nos pueden servir de ayuda e inspiración.

La casa que os traigo hoy es de esas que te deja con la boca abierta, con un estilo natural, desenfadado y bohemio, donde las cosas parecen dejadas caer pero por arte de magia crean una combinación perfecta. Una casa de ambiente relajado donde se respira tranquilidad y vitalidad a la vez, pues se nota que está habitada y la personalidad de la familia que vive en ella se refleja en cada rincón.

Una casa bohemia y naturalUna casa bohemia y naturalTheBeetleShackFamilyHomeProject-11 Una casa bohemia y naturalUna casa bohemia y natural Una casa bohemia y naturalUna casa bohemia y naturalUna casa bohemia y natural Una casa bohemia y natural

La zona del salón es una maravilla, amplia y llena de luz natural. Como recibidor encontramos una simple balda de madera y un perchero. Sombreros, capazos de paja y plantas crean un conjunto desenfadado y que da un toque de naturalidad al espacio.

El uso de fibras naturales (las pieles sobre el sofá, los capazos de paja, las alfombras de yute…) junto con el empleo de vegetación de interior en cada rincón dan un toque natural y cálido a la estancia.

Destacar la estantería llena de libros (y plantas) que cubre la pared de la escalera así como el atrevimiento a la hora de utilizar un pavimento de madera pintado en negro, el cual crea el contraste perfecto con el blanco predominante en el resto de elementos de la casa.

Una casa bohemia y natural Una casa bohemia y natural Una casa bohemia y natural Una casa bohemia y natural Una casa bohemia y natural

La cocina se abre completamente al salón y a una terraza a través de un gran ventanal, por lo que también está inundada de luz natural. Es un espacio muy importante en la casa puesto que Claudia (la dueña) es estilista culinaria.

Prácticamente todo el espacio de almacenaje se organiza mediante estanterías abiertas que están llenas de libros de cocina, utensilios, platos, cuencos, cristalería… elementos de lo más variados que conforman los útiles de trabajo de Claudia. Y, por supuesto, más plantas.

Una casa bohemia y natural Una casa bohemia y natural Una casa bohemia y natural Una casa bohemia y natural Una casa bohemia y natural Una casa bohemia y natural Una casa bohemia y natural Una casa bohemia y natural Una casa bohemia y natural

El dormitorio es un espacio de sencillez y elegancia extrema. La cama es la gran protagonista aunque a su vez pasa desapercibida y se pierde entre el blanco general de la estancia. Una base de madera maciza, ropa de cama blanca y un cojín que pone la nota de color.

Volemos a ver la calidez que otorgan las texturas y tejidos naturales: la colcha, la alfombra, ese baúl de mimbre… ¿y qué me decís de ese columpio mecedora? ¿quién no ha soñado con tener uno en casa?

Esta casa me ha gustado especialmente por su sencillez y ese toque bohemio y fresco que desprende. Se nota que es un estilo muy personal que se ha ido consiguiendo con el tiempo. Además, me parece de lo más asequible pues no veréis en ella caras piezas de diseño o acabados lujosos que quizá no os podáis permitir.

Así que, si este es vuestro estilo, tomad nota de los elementos clave: base blanca y luminosa, texturas y tejidos naturales, mucha vegetación interior y elementos con ese toque bohemio tan característico. 

¿Qué os parece esta vivienda?¿No os dan ganas de vivir en ella?

[Fuente: The Beetle Shack]

gracias_noe

Deja un comentario