Coches eléctricos, ¿futuro o presente?30 Nov 2014

El mes pasado hablábamos de los medios de transporte alternativos que el gobierno holandés promovía de manera muy activa. Dentro de esos modelos de transporte, nos encontrábamos con los coches eléctricos que, a día de hoy, apuntan a sustituir a los actuales vehículos a gasolina o diesel.

Siguiendo con el hilo de los coches eléctricos, hoy os hablaré del rey indiscutible en este sector: el modelo S de Tesla que, en su versión más barata, podemos conseguir por algo más de 60.000 USD (48.200€ el 30/11/2014, ¡casi nada!) y algunas características técnicas relacionadas con los coches eléctricos.

TeslaS

Comenzaremos hablando del alcance del Tesla S que, como bien es sabido, está algo limitado por la capacidad de las baterías actuales (la humanidad está esperando a que venga el mesías del sXXI con una súper batería bajo el brazo). El Tesla S tiene dos versiones: la más modesta, con baterías de 60kWh que nos permiten recorrer 290 km por autovía (con una velocidad media de 110 km/h y ¡con el aire acondicionado puesto!) y la versión con baterías de 85kWh que, en las mismas condiciones, nos da un alcance de 368km por autovía, nada mal ¿no? En el siguiente enlace podéis calcular el alcance dependiendo de como queráis utilizar el coche.

Ya hemos agotado la batería de nuestro coche eléctrico, ¿ahora qué? Si estamos lejos de casa, nos tocará recargarla en alguno de los puntos de recarga rápida públicos disponibles (en este enlace podéis encontrarlos en el mapa e incluso descargaros una app para encontrar el más cercano) pero, ¿cuánto tiempo es necesario? De acuerdo a las especificaciones del Tesla S, si disponemos de un punto de carga de aproximadamente 20kW (punto rápido) nuestro coche se cargará a un ratio de 93 km de alcance por hora de carga. Suficiente para volver a casa si hemos tenido un descuido con la batería…

¿Y en casa? ¿Qué hacemos? Evidentemente querremos que el coche se cargue lo más rápido posible pero sin que el fijo de la factura eléctrica se dispare, dependiendo de la instalación eléctrica de nuestra casa dispondremos de varias opciones,. En casas con suministro monofásico de 9.200W (algo bastante común en casas relativamente modernas) sin necesidad de invertir mucho, podremos cargar nuestro coche a un ratio de aproximadamente 37 km de alcance por hora de carga (pero ojo con poner el secador del pelo a la vez que el coche a cargar…). Si sois del género impaciente (en el que me incluyo), podréis ampliar la potencia contratada e incluso pasar a trifásica, lo que nos garantizará una velocidad de carga mucho mayor.

¿Qué beneficios tiene un coche eléctrico frente a uno convencional? No todo iban a ser pegas para los eléctricos, claro. En primer lugar, el medio ambiente. Por supuesto, esto dependerá en mayor o menor medida de la proveniencia de la energía eléctrica que llega hasta nuestras redes (según RTVE en 2013 el 42% de la energía consumida en España fue de origen renovable). Otra ventaja que tendrá un usuario de un coche eléctrico es el bajo mantenimiento que necesitan si los comparamos con los coches convencionales; esto se debe a la simplicidad de su construcción. En mi opinión, la mejor ventaja de todas es el precio por km. He hecho una comparativa sencilla entre un BMW 320 con motor Diésel y el Tesla S para saber los euros que nos cuesta recorrer 100 km con cada uno de ellos.

  • BMW 320: 4.1l/100km * 1.21€/l = 4.96€/100km
  • Tesla S: 60kWh/309km * 0.13 €/kWh = 2.52€/100km

¡Nos cuesta casi el doble recorrer la misma distancia con un coche Diésel que con un coche eléctrico! (dejando el coste de los mantenimientos a un lado) Esto, suponiendo que lo cargásemos con una tarifa eléctrica común. Otra opción sería tener una tarifa con discriminador horario, de modo que al cargar el coche por las noches el precio del kWh sería más barato y la carga aún más económica.

Con semejantes ventajas, es una tentación muy grande el dar el salto hacia un coche eléctrico, pero el precio del Tesla S (48.200€ el más modesto) lo hace algo difícil. De todos modos, hay otras alternativas más asequibles como, por ejemplo, el Volkswagen e-Golf o el Nissan LEAF.

¿Qué opináis? ¿Os salen las cuentas? ¿Creéis que os sería económicamente rentable a la larga un coche eléctrico aunque la inversión inicial sea mayor?

¡Espero vuestros comentarios y experiencias!

gracias_jc

Deja un comentario