No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes: el cuarto de baño29 Oct 2014

No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes. Eso dicen, y razón no les falta. Quizá esta vez no sea un tema especialmente trascendental, pero es que si recuerdo cada vez que me he quejado de un cuarto de baño en las casas en las que he vivido… no hay frase que me venga mejor. Que si vaya azulejos más antiguos, que si la bañera es muy pequeña, que cómo puede ser que no pongan un espejo sobre el lavabo, que si con este gresite azul parece que estemos en el fondo de una piscina… en fin.

Y ahora, cuando estoy en el cuarto de baño (si es que se le puede llamar así) de nuestro pequeño piso sólo pienso que ojalá fuera un poco más grande, aunque tuviera gresite hasta en el techo. Está claro que en 35m2 no se puede tener un spa, pero tampoco es mucho pedir no inundar todo el baño cuando te duchas o poder lavarte la cara sin mojarte los pies, creo yo, ¿no?

Nuestro cuarto de baño es pequeño, tanto que cuando te sientas en el inodoro tienes la pared a dos palmos de tus narices, literalmente. Tanto que si te descuidas un poco en la ducha, empapas el papel higiénico. Tanto que es prácticamente imposible agacharse para lavarse la cara pues el culo te choca con la pared, así que tienes que lavarte la cara de lado, prácticamente desde la ducha. Y, lo mejor de todo y lo más incomprensible, ¡tiene dos puertas! Como si nos fuera a costar mucho llegar al baño aún estando en el otro “ala” de la casa…

Pero bueno, como quejándonos no vamos a solucionar nada, mejor soñar con nuestro futuro cuarto de baño. Así que, para mitigar mis frustraciones, he hecho una recopilación de baños de ensueño. Baños llenos de luz natural, con grandes ventanales con vistas, con bañeras antiguas de hierro fundido, con lavabos y duchas dobles, con suelos de baldosas hidráulicas, con espacio de almacenaje…

(Haciendo click en cada imagen podréis ver su fuente)

Share-Design-Blog-Steven-Whiting-House-Albert-Park-Photo-Lucas-Allen-05ce05fac62f1d910322a901277e8aef58DSC008878d472913852cc7a3c78fffe32aae0523e714083bf603743f0aeb70640f8a4e3668701fef246ff3a8c72e838206cf4d4b9487940e3fcf5047ec6a8c65ca1c736aAlgún día, cuando tengamos el baño de nuestros sueños, volveré a escribiros para enseñaroslo. Mientras tanto nos conformaremos con inspirarnos y coger ideas para cuando llegue el momento… ¡menos mal que soñar es gratis!

¡Gracias!

Deja un comentario