DIY: Mesita auxiliar15 Feb 2015

DIY: Mesita auxiliar

Hoy traemos un DIY muy especial puesto que nos lo ha enviado nuestra más fiel seguidora y gran amiga Ana y yo estoy encantada de compartirlo con vosotros.

Resulta que Ana tenía un hueco de lo más inútil e incómodo entre el sofá y la pared. Hasta que un buen día, juntando materiales que habían ido llegando a su taller (sí, Ana y Dani tienen un taller en casa, son así de molones) le dio solución haciendo ella misma una bonita y práctica mesita auxiliar a medida. Pero mejor dejo que os lo cuente ella, ya que me ha enviado un completo dossier con todo el proceso:

Todo empezó el verano pasado cuando nos fuimos un par de días con tienda de campaña al monte con unos amigos. Nos fuimos a dar un paseo por la zona y yo, que soy bastante aficionada a la sección DIY de Pinterest, convencí a Dany de que buscáramos ramas secas para hacer una lámpara de comedor. Después de un buen rato encontramos una perfecta, de unos 3m de largo, y la llevamos todo el camino de vuelta hasta el coche.

Obviamente, no nos cabía en el coche y la cortamos en cuatro trozos con una sierra manual (¡que casualmente llevábamos en el maletero!). Al volver a casa descargamos los troncos y ahí han estado hasta ahora, siete meses después, cuando un enorme pallet apareció en el taller.

DIY: Mesita auxiliar  IMG_3658

Corroyéndome la envidia de los proyectos que se marcaban Noelia y Juancar en su piso holandés, decidí hacer algo con las maderas y con el tronco que llevaba aparcado tanto tiempo. (Lo que yo os diga, ¡nuestra más fiel seguidora!)

DIY: Mesita auxiliar

Tenemos un chaise longue que cabe casi justo en una parte del comedor, tan casi justo que sobra un hueco horrible entre él y la pared que sólo sirve para que se caigan las cosas y sea difícil meter la escoba al barrer. 

Hueco horrible + maderas y troncos gratis = proyecto ideal.

El primer paso fue fijarme en que la madera que habíamos cogido no tuviera bichitos; tres gatos en casa son suficientes mascotas. Una vez asegurado que no tenía habitantes me puse manos a la obra.

Empecé limpiando de corteza las ramas; quedan muy rústicas con la corteza pero no es nada práctico a la hora de limpiar. Cogí una espátula de metal y quité todo lo quitable.

**¡Ojo! Se te va a llenar todo de trocitos de madera, nada que no se pueda limpiar**

No quería lijarlas ni que quedaran perfectas, sólo que fueran medio suaves al tacto y no soltaran trocitos cada vez que les pasara un trapo. Así quedaron los cuatro trozos:

DIY: Mesita auxiliar

Mi intención era utilizar el pallet para las bases de la mesa. Sin embargo, después de desclavar, dar golpes con la maza y lijar y lijar hasta quedarme sin pintauñas… aproveché un tinte de madera que tenía por casa y tras darle la primera capa me di cuenta de que (¡tachán!) el color era horrible y no pegaba nada con los muebles ni con el sofá.

(¡Me alegra saber que no soy la única que comete errores y tiene que rectificar a mitad de proyecto!)

DIY: Mesita auxiliar

Tras mi error de novata me fui a Leroy Merlín y encontré dos tablas de pino macizo, de la medida exacta, ya suaves y hermosas por 7€ cada una (¡bieeen!).

Para que no me ocurriera lo mismo con el tinte, esta vez me llevé una foto de nuestra mesa, como referencia. Además, aproveché para preguntar qué tratamiento debía darle a la madera y una chica majísima me explicó paso por paso qué debía hacer, y qué debía comprar.

Necesitaba:

Tapaporos para madera (10€)
Barniz para madera (12€)
Pincel
Rodillo de espuma
Lija para todas superficies

# Dar una capa de tapaporos a la madera. Esto evita que la madera chupe todo el barniz que le eches, así como cualquier vaso de líquido que pueda caerse encima en un futuro. Es increíblemente fácil de aplicar. Yo no abrí las ventanas al principio y casi me desmayo, así que aconsejo tener todo abierto, porque el olor es bastante fuerte.

Para evitar manchar el bote entero al mojar el pincel usé una goma elástica para “escurrir” ahí el pincel (¡bendito Pinterest!): 

DIY: Mesita auxiliar

**Si dejas el pincel en agua con aguarrás y lo limpias al par de horas puedes usarlo al día siguiente con el barniz.**

# Cortar las patas a la misma alturaLa ventaja de hacer una mesita con una tabla abajo y otra arriba es que la estabilidad la dan las propias tablas, y no las patas, porque cortar ramas para que ambos extremos sean paralelos y la mesa no cojee es un poco odisea.

Medí las ramas, elegí qué partes me gustaban más, marqué por dónde cortar, y al lío. Para cortar más o menos paralelo, con la rama bajo la sierra y, con un nivel encima, fui poniendo taquitos de madera hasta que quedó lo más horizontal posible.

DIY: Mesita auxiliar

# Lijar las tablas de madera. Después de que la madera absorba el tapaporos, salen pequeñas astillas, por lo que hay que lijar un pelín. Siguiendo la veta de la madera y en pequeños círculos, pasé la lija sin apretar por toda la superficie. Antes de seguir limpié el serrín y el polvo de haber lijado con un trapo un poco húmedo y dejé que se secara del todo unos minutos.

# Barnizar. Después de agitar el bote para que el producto se mezclara bien, lo abrí (con sudor y lágrimas) y puse una vez más la gomita escurridora. Mojé mi rodillo esponja en agua, lo escurrí bien bien y me lo dejé preparado.

La manera en que más uniforme queda el barniz es dando la primera pincelada en mitad de la madera y distribuir desde ahí hacia arriba y hacia abajo:

DIY: Mesita auxiliar  DIY: Mesita auxiliar

El rodillo de esponja húmedo hay que pasarlo por encima del barniz recién puesto para que se borren las marcas del pincel, no haya exceso de barniz en ninguna de las esquinas y dejarlo todo bonito y uniforme. Es importantísimo pasarlo rápido porque cualquier exceso de barniz que se seque un poco te va a dejar un manchurrón oscuro bastante feo.

# Dejar secar el tiempo necesario, lijar y volver a barnizar. 

# Montar la mesita. Dany El Salvador me ayudó con esta parte, ¡porque dos manos no son suficientes! (¡Qué haríamos sin estos novios tan manitas y dispuestos!)

Decidimos dónde queríamos las patas y marcamos el agujero con una broca pequeña. Hicimos los agujeros desde el lado bonito de la madera ya que al salir la broca a veces la madera se astilla. Con una broca acorde a los tornillos que íbamos a usar, repasamos los agujeros en la madera (una vez marcados ya no se astillarán con la broca más gruesa) e hicimos otros en el centro de las ramas.

(** El agujero que hagas va a ir el centro de la pata, ten en cuenta su diámetro.**)

DIY: Mesita auxiliar

Para encajar la primera tabla con las patas metimos los tornillos de manera que atravesaran la madera y sobresalieran un poquito por el otro lado. Ese poquito que sobresalía de tornillo lo usamos para encajarlo en el agujero del centro de las ramas, y una vez ahí, apretar el tornillo del todo.

Después de tener un lado atornillado tumbamos la mesa en el suelo y guiándonos con los ángulos rectos de las baldosas pusimos la otra tabla de madera en su lugar.

DIY: Mesita auxiliar

Esta vez, con la broca grande, agujereamos la tabla y las ramas a la vez, donde debían caer, y pusimos los tornillos directamente. Comprobamos que la mesa estuviera a nivel…

DIY: Mesita auxiliar

¡Y voilà! Ya tenemos nuestra mesa de apoyo a medida.

DIY: Mesita auxiliarDIY: Mesita auxiliarDIY: Mesita auxiliarDIY: Mesita auxiliarDIY: Mesita auxiliarDIY: Mesita auxiliar

Muchísimas gracias Ana por enviarnos este Diy tan apañado y la explicación de todo el proceso. ¡Nos alegra ver que os servimos de inspiración para realizar vuestros propios proyectos! 

PD. ¡Tigre es un modelo de excepción!

Espero que os haya gustado el proyecto de esta mesita auxiliar y que os sirva de inspiración para buscar soluciones a esos rincones imposibles que todos tenemos en casa.

¡Que tengáis buen domingo!

gracias_noe

2 Comments on DIY: Mesita auxiliar

  1. diy lover
    16/02/2015 at 15:38 (3 años ago)

    Me encanta, enhorabuena Ana ;)

    Responder
  2. Noelia
    16/02/2015 at 15:38 (3 años ago)

    Una solución muy buena para un rincón que parecía completamente inútil, Ana! Muchas gracias por compartirlo con nosotros.

    Responder

Deja un comentario