DIY: Sujeta Libros Rino08 Mar 2015

DIY: Sujeta Libros Rino

En casa no tenemos todos los libros que nos gustaría. Últimamente nos damos más a los Ebooks y las revistas, que son más fáciles de cargar mudanza tras mudanza y, aún así, tenemos la estantería llena. Pero si algún capricho nos hemos permitido, ese ha sido la colección de comics de The Walking Dead de Juan Carlos.

Y una colección así necesitaba un lugar privilegiado, así que para poder colocarlos en el lugar que merecían he hecho estos sujeta libros tan graciosos. ¿Queréis saber cómo?

Para ello necesitaremos:

DIY: Sujeta Libros RinoMateriales:
– Un animal de plástico (encontraréis en cualquier bazar)
– Cemento (aprovechamos el que nos sobró de los portavelas)
– Imprimación en spray (para todo tipo de superfícies)
– Pintura dorada en spray
– Pintura blanca
– Listón de madera

Útiles y herramientas:
– Pincel
– Cutter
– Rotulador permanente
– Caladora o sierra manual
– Lijadora o lija
– Pistola de silicona caliente (si no tenéis haceros con una ¡ya!)

1

Este rinoceronte de plástico (más bien feíto) me costó unos 3€, en cualquier bazar podréis encontrar una gran variedad de animales. A la hora de elegir el modelo tened en cuenta el tamaño (que sea acorde al de los libros), que se pueda apoyar bien sobre las cuadro patas y que no tenga partes muy estrechas que puedan ser difíciles de rellenar. En mi caso, entre diplodocus, tiranosaurus rex, cerdos y vacas… me acabé decidiendo por el rinoceronte.

En primer lugar tomaremos el centro del animal y dibujaremos (con buen ojo) la línea por dónde cortar. Lo cortamos con el cutter (al ser como de goma es muy fácil) y vaciamos todo el relleno que contenga.

2Para que los topes sujeten bien los libros los rellenaremos de cemento para darles peso. Hacemos la pasta de cemento mezclando 1 parte de agua por 1.5 de cemento (no es necesario hacerla muy líquida, pero tampoco excesivamente seca pues tiene que rellenar también las patas y algunas zonas estrechas).

Vertimos la pasta en ambas mitades del animal y lo dejamos secar de manera que la superficie quede lo más horizontal posible. A mi me pilló desprevenida y lo que encontré más a mano fue el escurre cubiertos de Ikea, pero vamos, que lo suyo sería algo como un paquete de arroz o algo así que nos permita acomodarlo perfectamente.

En la segunda imagen podéis ver que no lo rellené completamente sino que dejé un par de milímetros para luego poder corregir el corte si no era todo lo recto que necesitara.

3

Una vez seco el cemento debemos limpiar todos los restos que hayan podido manchar el animal (si como yo sois un poco desastres) para que luego no se desconchen y nos salte la pintura. Para ello nos ayudaremos del cutter y una bayeta húmeda.

3b

A continuación tomamos la medida del muñeco sobre el listón. Para la base añadimos el espesor de la madera y para el listón vertical tomamos la medida que más nos agrade probando con el muñeco y los libros en el sitio.

Como podéis ver, este listón de madera es reutilizado y no estaba especialmente bonito. Si compráis un listón de pino nuevo os quedará mucho más fino pero ¡no hay que desperdiciar material!

4

Damos un par de capas de imprimación en spray con el correspondiente tiempo de secado entre ellas. La imprimación ayudará a unificar el color el juguete y a una mejor adherencia de la posterior pintura.

Como siempre, con las ventanas abiertas ventilando bien, en capas finas a unos 20-30cm de distancia, utilizando guantes de látex si no queréis mancharos y, en este caso, revisando que todas las partes queden cubiertas pues es una forma un tanto complicada de pintar con spray.

5b

Mientras seca la imprimación aprovechamos para cortar los listones a las medidas marcadas y darles un lijado suave eliminando astillas y suavizando los cantos.

7b

Una vez tenemos las piezas cortadas y lijadas las unimos con silicona caliente y las pintamos con pintura blanca. Yo di un par de capas sin lijar entre ellas porque tampoco me importa mucho lo suave que esté.

9

Una vez seca la imprimación, pasamos a la pintura dorada. Del mismo modo, en lugar ventilado y con cuidado de cubrir todos los recovecos y pliegues que tenga el juguete. Un par de capas, con el tiempo de secado necesario entre ellas, para conseguir un color brillante y uniforme.

10

Por último, pegamos las medias partes del animal a los listones con silicona caliente y los dejamos apoyados un rato para que se adhieran bien. Ya tenemos unos sujeta libros originales para decorar nuestra estantería.

DIY: Sujeta Libros Rino DIY: Sujeta Libros Rino DIY: Sujeta Libros Rino DIY: Sujeta Libros Rino DIY: Sujeta Libros Rino DIY: Sujeta Libros Rino

Creo que me he hecho adicta al spray dorado, ¡queda tan bien! Y es una forma fácil de añadir diferentes elementos sin que desentonen con la decoración general. Ahora nuestros cómics ya tienen el lugar que merecen y poco a poco vamos consiguiendo una estantería llena de detalles bonitos y personales.

¿Qué os parece este DIY? ¿Os animáis a incluir un elemento simpático pero en elegante dorado en vuestra librería?

Como siempre, podéis aportar cualquier sugerencia o preguntar cualquier duda en el apartado de comentarios.

gracias_noe

Deja un comentario