El placer y la necesidad de no hacer nada17 Ene 2016

18Cuando empieza un nuevo año lo típico es hacer balance del anterior y establecer propósitos para el que acaba de comenzar. Esta vez 2016 no lo va a tener muy complicado porque 2015 no ha sido, digamos, el mejor de mis años.

Ha sido un año lleno de cambios, eso sí. Cambios importantes, difíciles, estresantes… cambios que se suponen positivos, pero que te hacen dejar atrás otras cosas tan importantes (o más) para llevarlos a cabo.

Encontrar tu camino profesional nunca es fácil y hacer que los caminos de dos personas con inquietudes y aspiraciones se crucen y se establezcan en una misma ciudad, en tu ciudad… a veces parece misión imposible.

Así que estas Navidades, después de un año difícil, de mucho trabajo, de mucho estrés y muy poco tiempo para nosotros, necesitábamos un descanso. Pero un descanso de verdad, un descanso de todo el mundo alrededor, de no hacer nada, de no saber nada de nadie (que nadie se ofenda!) y simplemente estar juntos y solos, aunque sólo fuera por un fin de semana.

1 2 3 4 5 6

217Así que hicimos las maletas (o, más bien, no las deshicimos) y pusimos rumbo a Cantavieja, un pequeño pueblo en la comarca del Maestrazgo, en Teruel.

Y el no hacer nada se convirtió en largos paseos por el pueblo, investigando, haciendo fotos y colándonos en todos los callejones, en comilonas de cuchara descubriendo los platos típicos de la zona, en excursiones por el campo e incursiones en el bosque, en largas conversaciones de esas que arreglan el mundo y que Skype nunca será capaz de sustituir, por mucho que lo intente.

9 10 12 13 16 178Un fin de semana perfecto. Volvimos con las energías renovadas y las pilas cargadas para hacer frente a este nuevo año que seguro estará lleno de nuevos cambios… serán difíciles, serán estresantes pero seguro que seguirán siendo para mejor.

El blog también se ha visto resentido estos últimos meses. La falta de tiempo, el cansancio y un estado de ánimo un poco bajo no eran la mejor combinación para seguir escribiendo por aquí. Pero no os preocupéis porque seguimos en la búsqueda de nuestra Volgende halte y poco a poco intentaré que el blog retome su ritmo habitual.

Muchas gracias por seguir ahí (¡si aún queda alguien!)

gracias_noe

2 Comments on El placer y la necesidad de no hacer nada

  1. Isa
    20/01/2016 at 19:00 (2 años ago)

    Sí, aún quedamos por aquí :-).
    Las fotos son muy bonitas.

    Responder

Deja un comentario