Pisos (no tan) pequeños15 Oct 2014

Hoy nos vamos a Milán para descubrir un piso de 30m2 que no es tan pequeño como pudiera parecer. Porque no es lo mismo tener 30m2 tal cual, que tenerlos con techos de 4m de altura o más. Por eso a veces las inmobiliarias nos hablan de m3, porque el volumen también importa, y mucho.

Se trata de una reforma que ha llevado a cabo la arquitecta italiana Cristina Meschi. Un apartamento para una mujer soltera que viaja mucho por cuestiones laborales y que deseaba tener su hogar en Milán. Se le encarga a la arquitecta un espacio funcional, con mucho espacio de almacenaje y un cierto carácter industrial.

Pisos (no tan) pequeños Pisos (no tan) pequeños
Cocina-Comedor. Al apartamento se accede directamente por la cocina, ganando los metros de recibidor para usos más necesarios. Una cocina totalmente equipada y con una gran capacidad de almacenamiento gracias a las armariadas cerradas que aprovechan toda la altura libre. Se incluye el comedor en este espacio con una mesa, de tamaño justo, en madera, lo que aporta el toque cálido a la estancia en contraste con el frío metal del banco de cocina.

** ¡Idea! Ahorrarnos las cortinas en la cocina. Si disponemos de unas vistas agradables, la cocina es el lugar ideal para evitar las cortinas, puesto que no es necesaria una gran privacidad. Ganaremos en iluminación y evitaremos ¡tener que lavarlas cada dos por tres!

Pisos (no tan) pequeñosPisos (no tan) pequeñosPisos (no tan) pequeñosSalón. De la cocina se accede directamente al salón (sin puertas innecesarias) a través del muro de ladrillo macizo, seguro que ya os habíais fijado en él. [Por favor, si alguna vez os encontráis en vuestra futura casa un muro así…¡ni se os ocurra enlucirlo! Por el bien de mi salud mental y la de muchos otros que matarían sólo por ver ese muro cada mañana. ¡Gracias! ] El ladrillo visto junto con el pavimento de resina le otorgan al espacio ese aire industrial que la clienta reclamaba.

** ¡Idea! Un pavimento continuo es siempre una buena solución en pisos pequeños puesto que ayuda a unificar espacios, y ya sabemos que en los espacios diminutos cuantas menos divisiones mejor, aunque sean simplemente visuales.

** ¡Idea! Si queremos que los amigos nos vengan a visitar, nada mejor que ofrecerles alojamiento gratuito y para ello es necesario un cómodo sofá-cama como el de las imágenes.

Pisos (no tan) pequeños Pisos (no tan) pequeños

Dormitorio. Antes hablábamos de que no es lo mismo 30m2 tal cual, que con techos de gran altura, y en el dormitorio está el quid de la cuestión. Si tenemos la gran suerte de disponer de techos altos la mejor solución es construir un altillo para incluir el dormitorio en él. De este modo conseguimos una estancia, más o menos, separada del resto. Además, teniendo en cuenta que la cama es el mueble que más espacio en planta ocupa, nos supondrá un gran ahorro de espacio.

**¡Idea! No todos los materiales bonitos tienen por qué ser caros. ¿Qué os parecen los tableros OSB (tableros de vituras orientadas) como revestimiento de pared? Aportan un toque cálido a la estancia manteniendo el aire industrial y suman un toque diferente.

Pisos (no tan) pequeños

Cuarto de baño. Elevando el dormitorio conseguimos espacio para incluir el cuarto de baño bajo él (un espacio funcional que no precisa de gran altura libre). He de reconocer que le tengo un poco de manía al gresite (esos pequeños azulejos de piscina) y verlo en paredes, suelos y techo me resulta un tanto agobiante. Sin embargo, hay que reconocer que con la gradación del color se ha conseguido un efecto que facilita una buena iluminación.

*¡Idea! Una mampara de ducha totalmente transparente. Quizá sea un engorro limpiarla, pero de nuevo volvemos a la premisa de evitar particiones innecesarias en espacios pequeños.

*¡Idea! Incluir algo de arte en el baño. Algo que rara vez se nos ocurre pero que queda muy resultón. Tan sólo debemos tener en cuenta que el material sea resistente a la humedad.

Como veis, vivir en un piso así de pequeño no tiene por qué ser para nada agobiante, sólo hay que distribuir bien el espacio y conocer los pequeños trucos que nos harán la vida más fácil.

Quizá es una forma de vida diferente a lo que estamos acostumbrados pero eso no quiere decir que vaya a ser peor…¿quién no querría vivir en un mini piso así en el centro de Milán? ¡Yo no me lo pensaba dos veces!

[Fuente: Cristina Meschi / Fotografía: Michele Morosi]

gracias_noe

Deja un comentario