Raúl del Sol, insectos sobre madera20 Feb 2015

Raúl del Sol, insectos sobre madera

Tablones, platos de pulpo, cabezas de maniquí y matrioskas. Todos estos elementos tienen dos cosas en común: son de madera y son el lienzo del ilustrador Raúl del Sol. En ellos dibuja en tinta negra la delicada anatomía de escarabajos, libélulas y mariposas, analizando cada uno de los nudos y vetas naturales de la madera para que pasen a formar parte de la propia ilustración.

Fascinado por el mundo del insecto, todas sus ilustraciones lo tienen como protagonista. Como si de un antiguo entomólogo se tratara, retrata minuciosamente su delicada y minúscula anatomía.

Raúl del Sol, insectos sobre maderaRaúl del Sol, insectos sobre madera

Su primera colección fue Entomology y comenzó con delicadas alas de libélula dibujadas sobre tableros de pino al natural. A partir de ahí, tres colecciones más, en las cuales tanto el dibujo como el soporte han ido evolucionando hasta conseguir verdaderas obras maestras.

Raúl del Sol, insectos sobre maderaRaúl del Sol, insectos sobre madera Raúl del Sol, insectos sobre madera Raúl del Sol, insectos sobre madera

La serie Insecta tiene como objetivo acercarnos a este diminuto mundo. Para ello las ilustraciones se realizan en los típicos platos de madera para pulpo a la gallega, que pasan a convertirse en un objeto decorativo de gran valor.

Raúl del Sol, insectos sobre maderaRaúl del Sol, insectos sobre madera

La serie Céfalon considera “la cabeza como eje artístico que refleja las expresiones cotidianas entre el ser humano y el insecto”.

Raúl del Sol, insectos sobre maderaRaúl del Sol, insectos sobre madera Raúl del Sol, insectos sobre madera Raúl del Sol, insectos sobre madera

Y por último, la serie Metamorfosis que adopta la Matrioska como lienzo e icono de fecundidad y la relaciona con la alteración de la forma que va unido al proceso de la metamorfosis.

Raúl del Sol estudió Bellas Artes pero, aunque parece mentira, hace poco que comenzó a desarrollar su faceta más artística profesionalmente. Su carrera siempre ha estado ligada a la decoración y el escaparatismo, es quizá por esto que le interesa el arte como elemento decorativo y que le gustaría realizar alguna obra para el mundo del mobiliario.

Ojalá que ese deseo se cumpla pronto, pues estamos deseando ver cómo evoluciona la delicada obra de este artista. Personalmente, los insectos no son santo de mi devoción, pero encantada colgaría una delicada ala de libélula de Raúl del Sol en la pared principal de mi salón.

En su página web podéis encontrar toda su obra. Además, si queréis disfrutarla en vivo y en directo podéis pasaros por una de las tiendas que exponen su obra o adquirir la vuestra propia a través de su tienda en Etsty.

[Fuente: Raúl del Sol]

gracias_noe

Deja un comentario