La restauración de un palacio abandonado11 Feb 2015

Como encontrar un piso decente en Amsterdam es prácticamente imposible, hemos decidido comprar un palacio abandonado para restaurarlo y vivir en él. Qué más quisiera, ya me gustaría tener el dinero y el atrevimiento suficiente para ello.

Sin embargo, algo así debió pensar el matrimonio australiano Waters cuando decidió comprar el Château de Gudanes, un palacio abandonado del siglo XVIII en el sur de Francia.

La restauración de un palacio abandonado La restauración de un palacio abandonado

Como veis el palacio parece sacado de un cuento de princesas. Sin embargo, si bien desde el exterior parece mantener su esplendor, en el interior el ambiente es muy diferente. Tantos años de abandono le han pasado factura y su imagen hoy es muy distinta a la que pudo disfrutar la nobleza francesa siglos atrás.

La restauración de un palacio abandonado La restauración de un palacio abandonado La restauración de un palacio abandonado La restauración de un palacio abandonado La restauración de un palacio abandonado

No sé qué tendrán los espacios abandonados que tanto me fascinan.  Su estado actual de decadencia no me lleva más que a pensar en el esplendor del que debió presumir en otra época.  Esas paredes que ahora de desquebrajan debieron estar bellamente empapeladas y cubiertas con enormes tapices, por esa preciosa escalera ahora llena de escombros y suciedad en su día bajarían bellas damas ataviadas con sus mejores galas y esas puertas de madera labrada que ya no cierran guardarían en su día los mayores secretos de la nobleza francesa.

De esta misma fascinación por la historia y su memoria surge el proyecto del matrimonio Waters. Desde 2013 llevan trabajando muy poco a poco en la recuperación de este palacio, descubriendo detalles de su historia a cada rincón.

La restauración de un palacio abandonado La restauración de un palacio abandonado La restauración de un palacio abandonado La restauración de un palacio abandonado La restauración de un palacio abandonado

Pero no quieren transformar sus más de 90 habitaciones en su vivienda privada ni tampoco en un pretencioso museo. Su idea es compartir este pedacito de historia con todo el mundo, permitiendo que muestre el paso del tiempo y que la historia se entienda a través de sus paredes, dándole vida al espacio y acondicionándolo para diferentes actividades.

La idea es comenzar con una pequeña cafetería y tours guiados tan pronto como sea posible, para poder financiar con estas ganancias la restauración. Más adelante les gustaría ofrecer alojamiento, una tienda de regalos, sala para celebraciones, talleres, conferencias…

La restauración de un palacio abandonado La restauración de un palacio abandonadoLa restauración de un palacio abandonadoLa restauración de un palacio abandonado

Pero, lo mejor de todo, es que podemos seguir la evolución del proyecto a través de su página web Château de Gudanes, donde Karina nos cuenta cada semana cómo evoluciona el proyecto, los descubrimientos que van haciendo y cada detalle de la obra.

Un proyecto realmente interesante al que seguiré la pista bien de cerca a partir de ahora, aunque a buen seguro pasarán años hasta que podamos ver el trabajo finalizado.

¿Qué os parece esta idea de proyecto? A mi me parece fascinante y me iría ahora mismo de buen gusto a trabajar en él. ¿Os apetece que nos compremos un palacio abandonado?

[Fotografías: Château de Gudanes]

gracias_noe

 

Deja un comentario